Fernanda Pereyra, sinónimo de beach volley en el mundo

Dueña de una medalla de plata en los Juegos Panamericanos de Lima 2019, la atleta de Alto Rendimiento pasó por el ciclo de entrevistas de Instagram de la Secretaría de Deportes.

 

Nació el 20 de junio de 1991 en San Juan y lleva el vóley en la sangre desde pequeña, a tal punto que jugaba con su hermano Federico (también voleibolista profesional) en la pieza que tenían en la casa de sus padres. “Dormíamos en un mismo cuarto con mi hermano hasta cierta edad, teníamos dos camas de una plaza y media. Nos sentábamos cada uno en su cama y nos pasábamos la pelota, hacíamos partidos en la pieza, eran hermosas épocas”, contó Fernanda.

Su relación con su hermano Federico

Federico Pereyra, actual jugador de la Selección Argentina mayor de vóley masculino, tiene una relación excelente con su hermana Fernanda, a tal punto que comparten varias anécdotas en común.

“Federico tuvo la primera chance de jugar para la Selección Argentina en un Sudamericano Sub 17 en Colombia, hizo una gira por Brasil, y cuando regresó yo estaba con muletas porque se me desprendió el fémur de la cadera y tuve tres cirugías. Para él eso fue muy triste por la unión que tuvimos siempre como hermanos y amigos”, comentó la deportista.

Luego el sanjuanino participó de los Juegos Olímpicos de Londres 2012 junto a la selección mayor. “Yo le dije en el 2008, cuando quedó fuera de la lista de Pekín, que en los próximos juegos iba a estar, cuando aún no estaba en la selección mayor. En 2009 se le da esa posibilidad y para Londres queda entre los 12 convocados. Él me prometió que si iba, me iba a llevar; vendió un auto para pagarme pasaje y alojamiento. Cumplió con la promesa, y los dos disfrutamos esos juegos, él como jugador y yo como espectadora y fanática del deporte; fue una experiencia hermosa”, relató Pereyra.

Sin dudas la relación entre hermanos es excelente y compartieron muchas aventuras tanto en lo deportivo como extradeportivo. Si bien hay diferencia de edad, Federico tiene 31 y Fernanda 28, cuando uno sigue el sueño del otro y lo ayuda a crecer constantemente.

El sueño de ser profesional para la jugadora sanjuanina siempre estuvo intacto, ya sea jugando al volley indoor, o al beach volley. “Unión Vecinal de Trinidad (UVT) fue mi segunda casa, ahí aprendí mucho, hice una gran experiencia y coseché amigas en este deporte. Mi hermano Federico, al igual que toda mi familia, siempre fueron un apoyo fundamental”, sostuvo.

La llegada al mundo del beach volley profesional

Pereyra jugaba al beach volley en la UVT, jugó torneos provinciales primero y luego un nacional en Córdoba junto a su dupla, por ese entonces, Agustina Almarcha. Posterior a eso viajó a un Juego Argentino de Playa en Entre Ríos, y fue observada por su actual compañera, la entrerriana Ana Gallay. “En ese argentino pasó algo muy lindo, porque yo jugaba en dupla con mi compañera de siempre, pero Ana me vio jugar, destacó mis condiciones y me invitó a jugar a Mar del Plata, cuidad donde actualmente vivo”, recordó la voleibolista de playa.

Sin lugar a dudas, Fernanda había captado la atención de Ana y de la Federación Argentina de Vóley. El beach volley femenino le tenía guardada una gran carta para su carrera deportiva.

La oportunidad de probar suerte en el vóley de playa profesional había llegado para la atleta sanjuanina, que no la desaprovechó. Su sueño de llegar a la Selección Argentina estaba cada vez más cerca, algo por lo que ella había luchado desde pequeña, siempre siguiendo los consejos y pasos de su hermano.

Posteriormente viajó a “La Feliz”, comenzó a entrenar y jugar con Ana Gallay, profesora de educación física argentina, radicada en Mar del Plata. Antes, esta destacada deportista jugó en dupla con Georgina Klug, con quien obtuvo la medalla de oro en los Juegos Panamericanos de 2015. Esta última se retiró en 2017, luego de participar en los Juegos Olímpicos de Río 2016, y Gallay comenzó a buscar compañera desde ese entonces.

Primer torneo sudamericano en dupla con Ana Gallay

“El primer torneo que jugué en dupla con Ana fue en un circuito sudamericano en Rosario y salimos terceras. Fue una gran experiencia, somos muy amigas y nos entendemos bien dentro de la cancha desde el principio. Para mí es un lujo jugar al lado de esta voleibolista de playa estrella”, comentó Fernanda sobre la jugadora de 34 años. Esto ocurrió en febrero del año 2018.

Juegos Panamericanos de Lima 2019

En el primer campeonato panamericano como dupla, la sanjuanina Fernanda Pereyra y la entrerriana Ana Gallay consiguieron una fantástica medalla plateada en el certamen. Se trata de la segunda medalla panamericana consecutiva de Gallay, y la primera para Pereyra que comenzó su periplo con su compañera en febrero del 2018. Un año y medio después los frutos salieron a la luz. Perdieron contra Estados Unidos en la final 2-1.

Esto dijo Fernanda después del partido:

“Empezamos muy bien. Nos salía todo, pero ellas se acomodaron muy bien a nuestro juego y no pudimos conseguir lo que veníamos a buscar que era la medalla dorada”. A la hora de las dedicatorias, comentó: “Quiero agradecerle al Gobierno de San Juan que estuvo muy pendiente durante todo el torneo. A toda la gente que nos mandó mensajitos y a toda mi familia. A mi hermano, que es mi ejemplo a seguir”.

Anécdotas con su amiga Cecilia Kuniger

“El grado de diversión que tenemos como amigas es genial, a tal punto que una vez en Chapadmalal estando yo con mucha fiebre, en vez de buscar al médico, me filmó haciendo una propaganda de los síntomas de un ACV”, recordó entre risas.

“Como jugadora me escondía la tablita de cambio número 2 para que no la pueda sacar de la cancha”

“Y como entrenadora en un torneo habíamos dirigido 34 sets, se había cortado la luz, la cancha estaba inundada y nos tocó jugar con un solo foco a las 4 de la mañana, cuando la miro Fernanda estaba con la cabeza escondida entre las manos mirando para abajo, y me dice Ceci no puedo ver más esto, vamos a dormir”.

“En un campeonato de liga regional, era nuestra jugadora estrella, habíamos ido poquitas y no teníamos cambios. Nos quedamos fuera de la clasificación, perdimos el partido. Dice no puedo jugar siempre bien, es un líder natural”.

La Frase de Fernanda

“Superé muchos obstáculos como deportista y persona, me repuse ante varias lesiones de importancia y le hice frente, siempre sacando lo mejor para estar al 100 %. Todo lo que lo propuse se me dio en este deporte. Por eso y mucho más, firmo mi participación en Tokio 2021”, cerró diciendo.

 

El sueño para esa chica que jugaba al vóley de pequeña en su pieza sentada en la cama, está más latente que nunca.

COMPARTIR

Compartir en Facebook    Compartir en Twiter    Compartir en Whatsapp