Economistas consideran que la propuesta a bonistas es "agresiva" pero con margen para negociar

  • 17 Abril, 2020
  • Escrito por 
  • Publicado en Opinión
  • Leido 204 veces
  • Califica este articulo
    (0 votos)

El Gobierno anunció que buscarán una quita de intereses del orden del 62% y del 5,4% en el stock de capital. El primer pago será en 2023. Daniel Marx, Lorenzo Sigaut Gravina y Gustavo Neffa hablaron con este medio y brindaron su punto de vista al respecto

 

El Gobierno anunció que buscarán una quita de intereses del orden del 62% y del 5,4% en el stock de capital. El primer pago será en 2023. Daniel Marx, Lorenzo Sigaut Gravina y Gustavo Neffa hablaron con este medio y brindaron su punto de vista al respecto.

Guzmán brindó este jueves una conferencia de prensa en la Quinta de Olivos junto al mandatario Alberto Fernández, la vicepresidente Cristina Fernández de Kirchner, el presidente de la Cámara de Diputados Sergio Massa y gobernadores, entre ellos, el jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta, opositor al gobierno nacional.

 

Allí presentó en sociedad un adelanto sin detalles de la oferta a los acreedores, que implica un interés promedio de 2,33%, una quita equivalente al 5,4% en el stock de capital equivalente a u$s3.600 millones y un recorte en intereses del 62% que implica un ahorro de u$s37.900 millones.

 

Si bien el desglose pormenorizado se dará a conocer este viernes, el economista y exsecretario de Finanzas Daniel Marx consideró que "estaba dentro de los esperable".

 

El Jefe Negociador de la deuda externa argentina de 1989 a 1993 sostuvo que "habrá que ver cómo se operacionaliza y se lleva adelante la consideración de esta propuesta" y puso el foco en ver "las reacciones que vienen después" por parte de los bonistas.

 

Con respecto a la quita de capital, dijo que lo más importante sería "verla en conjunto de otros elementos".

 

La crisis económica que atraviesa el mundo debido a las caídas de las bolsas y la paralización de la actividad económica puede jugar a favor de Argentina. La posición de los acreedores incluso puede terminar siendo más laxa de lo que podría haber sido sin una pandemia mundial. Respecto a esto Marx dijo que "ciertamente es posible que sean más receptivas pero habrá que ver cómo sigue" la negociación.

 

El economista Andrés Asiain, director de Centro de Estudios Económicos y Sociales Scalabrini Ortiz (CESO), habló también con este medio y brindó una perspectiva diferente. Consideró que debería haberse avanzado en una propuesta más fuerte. "A buenas y a primeras es una propuesta más que aceptable para los acreedores. Uno hubiera pensado que iba a ser más dura. No me queda claro que esta oferta alivie la deuda argentina después de los tres años de gracia", apuntó.

 

Si bien aclaró que "hay que saber bien cuáles son los plazos para pagar que ofrece Argentina para establecer si es conveniente" señaló que "en principio pareciera una quita extremadamente moderada a lo que esperabamos para hacer sustentable la deuda Argentina".

 

Por otro lado, Lorenzo Sigaut Gravina, economista y director de la consultora Ecolatina, dijo que si bien "se conocerá con detalles mañana, está en la línea dura de lo que se venía previendo". A propósito de ello, agregó que "el ministro Guzmán sabe que para restaurar la sostenibilidad de la deuda tiene que haber una quita importante".

 

La percepción, dijo, es que todavía "se está lejos de lo que los acreedores aceptarían". Si bien respecto a lo que se pensaba ayer se achicó un poquito esa distancia "creo que esta no es la última propuesta".

 

La oferta actual implicaría que Argentina recién comenzaría a pagar en 2023. Días atrás, el Ministerio que conduce Guzmán analizaba proponer un período de gracia hasta 2024. "Finalmente serán 3 años de gracia. Algunos esperaban un poquito más", explicó Gravina, pero aclaró que de todas formas desde la posición de los acreedores esto es "bastante duro".

En cuanto a los intereses, hizo hincapié en que "si hay un recorte muy fuerte, pero quizá respecto al capital si es más acotado".

 

A partir de ahora, el Gobierno contará con 20 días para negociar en base a la respuesta que brinden los acreedores. Guzmán hizo hincapié en que Argentina "hoy no pueda pagar nada" de la deuda pero tampoco podrá hacerlo durante algunos años. De ahí el período de gracia solicitado.

 

"Aún no se ha llegado a un entendimiento entre la Argentina y los bonistas sobre qué es sostenible. Argentina lo que propone es algo que es consistente con lo que consideramos es un marco macroeconómico sostenible y también con lo que el FMI considera que es sostenible", puntualizó Guzmán en la conferencia de esta tarde.

 

En ese sentido, Gravina explicó que a partir de ahora "habrá 20 días o más para negociar y para acercar a las partes". Ahí el Gobierno puede tratar de dar "un endulzante como para cerrar la negociación exitosamente".

 

¿Que podría ofrecer? "Si te se avanza en los tres años de gracia quizá los acreedores pidan un pago cash inicial. Con las reservas sería difícil pero si aparece el FMI y se hace un arreglo también sellando esa reestructuración, ahí sí hay una chance de que esto no termine mal", añadió el director de Ecolatina.

 

Por otro lado, el economista Gustavo Neffa, Director de Research for Traders y FinGuru, también brindó su punto de vista a este medio sobre lo cual consideró que "el ahorro es muy inferior a lo que incluso el FMI sugería, entre u$s55.000 millones y u$s85.000 millones. En la propuesta son u$s37.000 millones, con lo cual es un punto a favor de los acreedores".

 

Con respecto a las tasas de interés, dijo: "Una de cal y una de arena. La tasa de interés es muy baja, 65% de quita. Es muy agresiva. No se sabe cómo se distribuye ni se sabe a qué vencimiento se va a dar los nuevos bonos. Una a favor de la oferta es la quita de capital, 5,4% es muy inferior a lo que se esperaba".

 

Por último sostuvo que "el periodo de gracia está en línea con lo que se esperaba". "Mañana se dará la oferta ampliada, con el esquema de distribución de los bonos en el tiempo. Puntualmente se verá ahí cuál será la oferta de bonos. Habrá que ver a qué plazo, cómo amortizan. Eso no lo sabemos aún".

Fuente: Ambito

COMPARTIR

Compartir en Facebook    Compartir en Twiter    Compartir en Whatsapp