¿Argentina sigue el camino de Venezuela con las expropiaciones?

  • 12 June, 2020
  • Escrito por 
  • Publicado en Opinión
  • Leido 84 veces
  • Califica este articulo
    (0 votos)

Un análisis tras el anuncio del presidente Alberto Fernández sobre la intervención de la empresa Vicentin.

 

La intervención estatal de la empresa Vicentin y el envío al Congreso de una ley para su expropiación, ha desatado críticas y miradas de la oposición y los medios sobre una posible comparación con la Venezuela de Hugo Chávez.

 

Vicentin, quién podría convertirse en empresa con capital público y privado, produce, procesa, acopia y exporta aceites de soja y de girasol, harina de soja, biodiésel, jugo concentrado de uva, vinos, miel y carnes con activos en Argentina, Uruguay, Brasil y Paraguay.

 

 

Julián Leone, profesor de Economía de la UBA, dijo: "Es el sexto exportador de productos agropecuarios en la Argentina, con toda la importancia que eso tiene en un país, en el que dos de cada tres dólares genuinos que se ingresan vienen de las oleaginosas y la venta agropecuaria. Una empresa que exporta el 85 por ciento de su producción y es, además, el principal productor del mercado de biodiésel”.

El Gobierno explicó que la decisión se tomó para "mantener bajo activos nacionales una empresa sumamente estratégica, no solo por su volumen de negocios, de unos 3.000 millones de dólares anuales, sino por el mercado del cual participa”.


Leone analiza la decisión: "Tener una empresa estatal contratante que se siente en la negociación como un par y tenga voz y voto en la formación del precio. La regulación del mercado de granos, con todo lo que significa la renta agraria en un país como el nuestro”.

 

Sin embargo, ejemplos de expropiaciones anteriores -como la de YPF o Aerolíneas Argentinas- han terminado más bien saliéndole caras al Estado, si se suma lo que costaron las empresas y los intereses punitorios que se fueron agregando luego a estas operaciones, advierte el economista de la UBA.

 

Barbara Fritz, profesora de Economía en el Instituto de Estudios Latinoamericanos (LAI) de la Universidad Libre de Berlín explicó que la decisión es "similar a la inversión del Gobierno alemán en la aerolínea Lufthansa. No hay que olvidar que la situación macroeconómica de Argentina es hoy tan complicada, que probablemente un Gobierno conservador tampoco podría hacer las cosas muy diferentes,” concluyó.

 

Leone manifestó: "Si uno mira la generación de empleos de Vicentin en el sector de oleaginosas, de donde viene el problema del endeudamiento, son alrededor de 2.100 trabajadores. Mientras que si se mira a todo el grupo, con las vitivinícolas, los frigoríficos, entre otros, se llega a 6.000”.

 

Para finalizar Leone analiza la decisión "como una desesperada forma de intervención en un mercado sumamente complejo y con el que el anterior Gobierno de esta misma línea ha tenido innumerable cantidad de conflictos.”

 

FUENTE: Diario 26

COMPARTIR

Compartir en Facebook    Compartir en Twiter    Compartir en Whatsapp