“Niñez en Familia” cumple un año asistiendo a niños y niñas en situación de vulnerabilidad

El programa logró abordar una problemática social que precisaba de herramientas para lograr la inclusión social y laboral de muchas familias.

“Niñez en Familia” cumple un año asistiendo a niños y niñas en situación de vulnerabilidad

El Gobierno de San Juan continúa generando acciones públicas pertinentes a asegurar el pleno ejercicio de los derechos de niños y niñas que se encuentren en contextos de vulnerabilidad social.

En ese sentido, es el Ministerio de Desarrollo Humano y Promoción Social, a través de la Dirección de Niñez, Adolescencia y Familia (DiNAF), quien articula políticas con el objetivo de crear condiciones de igualdad de oportunidades de forma permanente y estable, garantizando la restitución de derechos de niños, niñas y adolescentes que desarrollan cotidianamente Estrategias de Supervivencia (EdeS) como mendicidad y venta ambulante en la vía pública.

Por este motivo, desde el comienzo de la gestión, del ministro Fabián Aballay, estableció como premisa, el abordaje de estas situaciones que ya parecían cotidianas en las zonas de bares y confiterías. Siguiendo este lineamiento, la DiNAF, impulsó el programa “Niñez en Familia”, poniendo todo el potencial interdisciplinario con el que cuenta la Dirección, para abordar estos casos. Bajo el marco de la Ley 26.061, el programa promueve la apertura de espacios y creación de condiciones adecuadas para la participación de la niñez y adolescencia en nuestro país, asegurando el pleno ejercicio de sus derechos.

En su primer año de aplicación, “Niñez en Familia” realizó un trabajo profundo y constante, logrando abordar casos muy complejos y reduciendo ampliamente la reincidencia llevándola a porcentajes muy bajos. Las causas y/o motivos de abordaje fueron mayoritariamente venta ambulante (venta de bolsas de residuos, estampitas, artículos de mercería) o trabajos informales tales como limpiar parabrisas de vehículos, cuidado de motos, recolección de cartones, botellas, atención en almacén familiar o acompañamiento en local familiar. Esta situación abarcó más del 90% de los casos, siendo mendicidad la restante situación de aplicación del programa.

Respecto al origen de las demandas, el 92% provino por parte de los abordajes de las monitoras que advirtieron a diferentes Niños, Niñas y Adolescentes (NNyA) realizando EdeS, seguido por un 6% de reportes realizados a la Línea 102 y un 2% desde otros reportes, por ejemplo, de llamados de locales comerciales o de los mismos comensales.

Para la detección y el abordaje de la problemática planteada, la intervención se realiza por equipos de monitoras territoriales, por un lado, y equipos técnicos compuestos por Psicólogos y Trabajadoras Sociales, quienes desempeñan su trabajo en la sede del programa ubicada en la Residencia Paula Albarracín de Sarmiento.

En cuanto a las funciones desempeñadas por el equipo de monitoras, se encuentra la identificación de NNyA que se encuentran realizando estrategias de supervivencia; proporcionar información y asesoramiento recorriendo zonas estratégicas de la provincia y la intervención informativa donde se explican los objetivos y alcances del programa y se advierte que no deben realizar esa actividad ya que se están vulnerando sus derechos.

El Equipo Técnico se encarga de realizar un diagnóstico situacional del grupo familiar, a través de las entrevistas en el programa como en domicilio a los NNyA, y/o adulto responsable (madre, padre, cuidador). De esta forma se identifican los factores de riesgos que pueden tener niños, niñas y adolescentes y se delimitan los derechos vulnerados. También se evalúan las necesidades, se brinda contención y asesoramiento según sea la problemática planteada.

Asimismo, el Equipo establece la estrategia de intervención de acuerdo con la situación familiar, llevando a cabo un seguimiento de los casos abordados, o realizando la derivación a otros programas de la DiNAF u otras instituciones pertinentes. Es importante destacar, el trabajo integral realizado con las demás direcciones que conforman el Ministerio de Desarrollo Humano y Promoción Social, desde donde se incluyeron a los referentes adultos en distintos programas que los contengan, brinden herramientas de trabajo o asistan en materia de salud.

Es conveniente hacer mención que el equipo de monitoras territoriales realizó intervenciones informativas y difusión de los objetivos del programa en los diferentes comercios del gran San Juan y en zonas alejadas, expresando los objetivos y alcances del programa. Además, se realizaron abordajes nocturnos durante todos los viernes y sábados. En todos los casos, proporcionando información sobre la Línea 102 como herramienta para efectuar denuncias en caso de observar algún NNyA efectuando algún tipo de trabajo infantil.

Sobre el éxito del programa en su primer año, el director de Niñez, Adolescencia y Familia, Carlos Olivera expresó que: “la importancia de Niñez en Familia se basó en la necesidad de crear un programa exclusivo para ocuparse de esta problemática, estableciendo un método de trabajo escalonado en pasos. El abordaje va desde la disuasión hasta la contención familiar y el ofrecimiento hacia el referente adulto sobre la posibilidad de transformarse en un emprendedor social para evitar que el menor salga a la calle. Esta cobertura íntegra realizada por la Dirección abarca no solo el microcentro de la Capital sino que se amplió en toda la Ciudad y a los polos comerciales de Rawson, Chimbas, Rivadavia. También intensificamos el abordaje territorial durante la noche”.

Cabe mencionar que el equipo técnico del programa realiza la carga de casos abordados y constatados en plataforma de RUNMEPI (Registro Único Nominal de Medidas de Protección Integral) para de esta manera poder trabajar en conjunto los demás programas de la DiNAyF, evaluando criterios para realizar derivación según corresponda.